Ángel Camacho Estudio de Arquitectura

Peatonalización del centro urbano, Torrelodones

Concurso, 2013

Para completar con éxito la peatonalización de un área tan amplia, se propone un desarrollo a base de nodos urbanos y recorridos preferenciales: la potenciación de ciertos espacios como focos de atracción, su caracterización e individualización como lugar, y el establecimiento de rutas peatonales entre ellos, constituyéndose estas también en recorridos comerciales. Las calles Real y Carlos Picabea potencian su función ya patente de senda urbana, mientras que las plazas de la Constitución y del Caño conforman un espacio a la vez único y múltiple, corazón del sistema urbano. En su periferia, las plazas Nueva y de Epifanio Velasco y la calle Juan Van-Halen constituyen los polos que propician el paseo y disfrute de las nuevas áreas recuperadas para los torresanos.
Se plantean dos tipos de circulaciones rodadas: normal, con calzada y acera a diferente nivel y pasos de peatones recrecidos a la cota de la acera para ralentizar el tráfico y garantizar la accesibilidad; y circulación restringida, estableciéndose determinados recorridos en las áreas peatonales para acceso a garajes y vehículos de emergencia. El área de rodadura de los vehículos estará indicada por diferenciación en el trazado y la textura del pavimento, que propiciará una reducción de la velocidad. Buscando la mayor economía posible, se mantendrá todo el arbolado salvo fuerza mayor, completándose según diseño.